La joven fue asesinada en 2017. El único imputado por el crimen declaró que no recuerda nada de lo que pasó ese día. 


Continúa el juicio contra Ramon Ángel Chocobar por el femicidio de Cintia Tapia en septiembre de 2017 durante los festejos por la llegada de la primavera en el camping El Préstamo del dique Cabra Corral, ubicado en el pueblo de Coronel Moldes.

Las audiencias comenzaron ayer jueves con la declaración del imputado, quien dijo no recordar nada de lo sucedido. La víctima, de 25 años, fue golpeada con un objeto contundente en el cráneo cuando aparentemente se resistió a un ataque sexual.

Su testimonio fue escueto y pidió que no le hagan preguntas. Insistió en su inocencia y contó que junto a sus amigos consumió abundante bebidas alcohólicas. También que luego participó de la ingesta con el grupo donde estaba Cintia.

“Me dormí, me desperté y seguí tomando y llegó un momento en que perdí el conocimiento”, expresó Chocobar. El imputado sostuvo que lo poco que recuerda es cuando caminaba por una costado de la ruta nacional 68 con la ropa ensangrentada. “No me acuerdo de nada”, afirmó.






Comentarios