Durante cinco horas el acusado y su abogado alegaron. El alegato continuará el lunes 11 de marzo.


El exjuez Raúl Reynoso se encuentra acusado de ser el cabecilla de una asociación ilícita que se dedicaba a beneficiar narcotraficantes con resoluciones judiciales a cambio de dinero. Debido a el corte de luz que se produjo en la mañana del martes, la audiencia que estaba prevista para la mañana del lunes, debió posponerse hasta las 14, momento en que el exmagistrado y su abogado expusieron sus argumentos.

“Si hay pruebas condenen señores jueces, pero si no hay, como sucede en este juicio, el camino es la absolución lisa y llana, o en el peor de los casos el beneficio de la duda”, dijo el acusado, quien analizó las tres primeras tres causas en su contra y sentenció que , “en ninguna de las tres existió la concusión y como consecuencia de ello tampoco hay prevaricato”.

Raúl Reynoso, exjuez de Orán. (Web)

El imputado entonces prosiguió explicando que no se lograron encontrar propiedades muebles ni inmuebles, ni el dinero que supuestamente había cobrado por beneficiar a los narcos con sus resoluciones.

En conclusión, el exjuez insistió sobre su inocencia, alegando la falta de pruebas en su contra, y remarcando la supuesta falta de imparcialidad por parte del Ministerio Público. En ese sentido insistió en reiteradas ocasiones sobre el mal trabajo de la fiscalía ya que pide una condena de 25 años sin establecer bien los nexos y sin pruebas.

El abogado del exmagistrado, Federico Magno, también hizo alusión a una campaña política en contra de Reynoso, quien fue felicitado en su momento por la entonces presidenta Cristina Fernandez de Kirchner, por su labor en contra del narcotráfico.






Comentarios