La terminal estará inhabilitada por al menos 20 días que durará la reparación.


Otra vez una terminal de Saeta es víctima de hechos vandálicos difíciles de entender, ya que es toda la sociedad la que se ve perjudicada ante estos hechos. Tampoco sería justificable si el objetivo fuera el perjuicio de la empresa, pero este ni siquiera es el caso, siendo el primer perjudicado aquel que destroza la terminal.

Rompieron la cabina, y la máquina que realiza las recargas, y es por esto que los habitantes de Rosario de Lerma se quedarán sin la máquina de auto recarga de Saeta que permite cargar las tarjetas para poder viajar en colectivo.

La terminal se encuentra fuera de servicio, y según estimaciones, las reparaciones llevarán cerca de 20 días, cabe recordar que para viajar en colectivos de Saeta es necesario constatar el pago del pasaje por cada pasajero, por lo que la recarga permanente es indispensable.






Comentarios