La Iglesia emitió un comunicado manifestando que está a disposición de quien desee presentar una denuncia por abusos sexuales de parte del Monseñor.


La semana pasada, trascendió que la salida de monseñor Gustavo Zanchetta del arzobispado de Orán se debió a denuncias de abusos sexuales.

En respuesta al tema, en las últimas horas el Arzobispado de Salta emitió un comunicado donde expresó que “los cambios de destino pastoral de los sacerdotes que ha realizado Monseñor Luis Antonio Scozzina, Obispo de esta Diócesis desde el 6 de abril de 2018, corresponden únicamente a la acción de gobierno del Obispo de buscar junto con sus sacerdotes, la mejor atención pastoral de los fieles”.

Asimismo señalan que ante la gravedad del tema, el Obispo está a disposición de quien desee presentar una denuncia para iniciar los procedimientos correspondientes y propios del ámbito de la justicia canónica, como así recuerda el Derecho que asiste a toda víctima de abuso de ir a la justicia ordinaria.

No es la priimera vez que este año la Iglesia salteña está en el ojo de la tormenta por denuncias de abusos sexual contra sacerdotes. En septiembre de este año se conoció el caso de Juan Carlos García, ex monaguillo de la parroquia de Rosario de Lerma, quien denuncio al ex sacerdote Emilio Lamas por abuso. 






Comentarios