En el marco del Plan Nacional de Prevención del Embarazo no Intencional en la Adolescencia, se reunieron en Salta funcionarios nacionales para reforzar políticas de anticoncepción inmediata al parto.


La cita tuvo lugar en el Colegio de Médicos, donde se congregaron referentes de las áreas de maternidad e infancia, salud sexual y reproductiva, atención primaria de la salud y salud integral en la adolescencia de Salta, Catamarca, Jujuy, Tucumán y La Rioja, junto a representantes del Ministerio de Salud y Desarrollo Social de la Nación.

El objetivo es que mujeres, especialmente adolescentes, luego de haber dado a luz, dejen el hospital con un método anticonceptivo de larga duración y alta eficacia como el dispositivo intrauterino (DIU) y el implante subdérmico hormonal.

La directora nacional de Salud Sexual y Reproductiva, Silvia Oizerovich, explicó que la estrategia tiene como objetivo evitar nuevos embarazos no deseados.

“Lo que se busca es que toda mujer, pero especialmente las adolescentes, se retiren del sistema de salud luego del parto o de la interrupción del mismo, con un método anticonceptivo de larga duración y alta eficacia, para evitar nuevos embarazos si es su deseo y previa información y consentimiento”, dijo la funcionaria.

La subsecretaria de Medicina Social de Salta, Marisa Álvarez, dijo que “nuestra provincia tiene sumo interés en revertir indicadores que son prioridad para nuestro sistema de salud y contamos con la decisión política para modificarlos”, y agregó que “se trabaja intensamente en la promoción de la salud sexual y reproductiva y para que toda adolescente que llega al sistema de salud tenga acceso a métodos de planificación para no embarazarse o para no repetir un embarazo no intencional”





Comentarios