Ocurrió en Rosario de la Frontera que el cuidador de la yegua dijo a la propietaria que el animal se había extraviado.


Un joven de 18 años, encargado del cuidado de una yegua preñada, mintió a su dueña diciendo que el equino se había extraviado, cuando en verdad la vendió en dos oportunidades.

La damnificada denunció que Nicolás Imanol Martínez cuidaba de una yegua de su propiedad que desapareció, y que el joven dijo desconocer el paradero del animal, aludiendo que se había extraviado. La mujer comenzó a buscar al equino y descubrió que la yegua había sido vendida por el cuidador a un primer comprador. Al advertir que la yegua era robada, el hombre deshizo la compra.

El joven decidió entonces apostar a un segundo comprador, en cuya propiedad fue localizado el animal, ya con la potranca nacida.

De la propiedad se secuestraron los animales y otros elementos de interés para la causa, mientras que el joven Martínez quedó detenido.






Comentarios