Al ser descubierto el hombre se autolesionó, exigiendo que no se llame a la Policía.


Sucedió en Pichanal que una mujer regresó de forma imprevista de su trabajo y encontró a su esposo abusando de la hija de ambos, de 15 años.

Según la denuncia radicada por la madre de la menor, en la vivienda convivía la pareja y tres hijos. En el día del hecho, la mujer fue a trabajar pero regresó a su casa antes de lo previsto, encontrándose con la macabra escena de su marido violando a su propia hija.

Al ser descubierto e increpado por la mujer, el hombre tomó un cuchillo y comenzó a autolesionarse, reclamando que no llamara a la Policía.

La víctima dio cuenta de que no era la primera vez que sucedía, y que su padre la mantenía amenazada para que no revelara los abusos.

La fiscal penal de Pichanal, Sofía Fuentes, imputó al hombre de 37 años por el delito de abuso sexual con acceso carnal agravado por el vínculo y la convivencia en perjuicio de su hija de 15 años.






Comentarios