Fue durante la puesta en marcha de las nuevas restricciones para la circulación en la provincia.


Durante la madrugada que entraban en vigencia las nuevas restricciones para evitar la propagación del coronavirus en la provincia, se clausuraron nueve fiestas clandestinas y se detectaron 48 conductores alcoholizados.

Entre el viernes y el domingo se controlaron más de 870 locales comerciales y gastronómicos, de los cuales 35 fueron sancionados por incumplimientos a las medidas sanitarias vigentes, además se clausuró uno de ellos de manera preventiva.

Controles policiales (Prensa Policía)

Las fiestas clandestinas se llevaban a cabo en Joaquín V. González, Embarcación, Rosario de la Frontera y en Capital. En ese marco se detectaron 48 conductores circulando con graduación alcohólica en sangre.

En materia seguridad vial se fiscalizaron más de 16.300 vehículos en toda la provincia durante el fin de semana y labraron más de 740 actas de infracción por distintos incumplimientos a las normativas viales. En su mayoría por transgresiones a la Ley Nacional de Tránsito, ordenanzas municipales, Tolerancia Cero, entre otros.




Comentarios