El gobernador de Salta repudió a los concejales de diferentes municipios de la provincia que se anotaron para cobrar esta ayuda económica para personas en situación de emergencia.


La maniobra de 52 concejales de diferentes municipios salteños de anotarse en el ANSES para cobrar el Ingreso Familiar de Emergencia indignó al gobernador Gustavo Sáenz que hizo su descargo en Twitter y los calificó de miserables. Pidió también la intervención de la Justicia en los casos. 

“Atravesamos uno de los momentos más tristes y dolorosos de la historia, por vergüenza, lo que hicieron esto y no pueden demostrar lo contrario deberían renunciar a sus cargos”, manifestó el mandatario provincial.

El IFE es un subsidio que el Gobierno nacional otorga a las personas que viven una grave situación económica a raíz del aislamiento por la pandemia. Obviamente, la clase política está exceptuada. Sin embargo, más de 50 ediles quisieron sacar provecho del beneficio. A algunos la solicitud les fue denegada, sin embargo a otros no.

“Repudio la actitud miserable de aquellos concejales y políticos que utilizaron una herramienta como el IFE, creada con un fin noble y para los más afectados por la pandemia, para su propio beneficio. Le pido a la Justicia que actúe con máxima celeridad y con todo el paso de la Ley”, remarcó Saénz. 




Comentarios