El hombre está detenido por amenazar a su expareja con un arma. La víctima tenía custodia policial en la puerta de su casa.


Tenía una orden de restricción pero no le importó y fue a la casa de su expareja con un cuchillo. La amenazó y se escapó pero cuando intentó volver lo detuvieron. Ahora está preso y será imputado por los delitos de desobediencia judicial y amenazas con arma.

Sucedió el 30 de junio pasado. La mujer había denunciado a su ex por violencia de género el día antes. El Juzgado de Garantías interviniente le impuso al hombre una orden de prohibición de acercamiento por ejercer actos de violencia física, psicológica y moral mientras que a ella le asignaron una custodia policial en la puerta de su vivienda.

A pesar de los cargos en su contra, el agresor fue a la casa de la víctima con un cuchillos y comenzó a patear la puerta. “Denunciame, voy a estar en dos o tres meses afuera y cuando salga, te voy a matar, ya vas a ver, te tengo en la mira y mañana voy a volver”, le gritaba mientras la Policía le pedía que se retire. Finalmente se fue pero volvió horas más tarde y lo detuvieron.

La expareja tiene cuatro hijos en común. La mujer contó que terminó la relación hace dos años cuando esperaba a su último hijo porque sufría episodios de violencia. Dijo también que teme por su seguridad, 




Comentarios