Según el último informe del Ministerio de Trabajo de la Nación correspondiente a abril pasado, la mayoría corresponde al comercio.


Salta siente el fuerte impacto de la pandemia en la economía. Durante la primera parte del aislamiento total, que comenzó el 20 de marzo en Argentina, la provincia perdió 4.600 empleos privados en relación a marzo y abril de 2019. 

Según el último informe del Ministerio de Trabajo de la Nación correspondiente a abril pasado, la caída del empleo en la provincia fue del 4%. La mayoría corresponden al sector comercial.

Al finalizar el tercer mes de 2020, se registraron 116.200 trabajadores formales en la provincia, 1.100 menos que en marzo de 2019, cuando el empleo ya venía en retroceso, con 1.500 puestos de trabajo menos en la comparación interanual con 2018. 

A esta realidad hay que sumarle la extrema informalidad laboral que existe en la provincia, que ronda el 50% de la población activa.




Comentarios