Harto de los robos en su vivienda, el hombre no paró hasta dar con el delincuente y reducirlo a golpes. Sucedió en la localidad salteña de Cerrillos.


La inseguridad que afecta a todos, a unos los afecta más. Y es el caso de una familia del barrio Palmares de la Isla, ubicado en la localidad salteña de Cerrillos, quienes aseguran la misma persona ingresó a robarles tres veces.

Pero la tercera vez fue la última en la carrera del delincuente, si la justicia acompaña a los inocentes. Y es que el ladrón ingresó nuevamente a la vivienda y amenazó de muerte a una mujer embarazada de 8 meses.

“Yo te voy a matar porque vos me viste la cara”, le espetó el ladrón a la pobre mujer, que hasta el momento dormía la siesta con su pequeño hijo.

Su marido vio rojo, y enceguecido, salió a perseguir al malviviente hasta que lo encontró escondido en los pastizales a orillas del río Ancho.

Enfurecido y temiendo por la vida de su mujer, el hombre redujo a golpes al ladrón y los sostuvo hasta que la policía apareció y detuvo al malviviente.

“Es la tercera vez con esta que el hombre viene y entra, y es la misma persona, ya me robó el valor de $20 mil en herramientas, me llevó un secarropas la última vez y eso a nosotros nos cuesta, nos duele”, contó el hombre a Canal 11, y pidió a la intendente Yolanda Vega que aunque sea ponga iluminación por la zona, que cada vez se vuelve más peligrosa.




Comentarios