El pequeño oriundo de Chaco estaba primero en la lista de espera del INCUCAI. Recibió el corazón de un salteño y ya fue trasplandado.


En el momento más difícil de su vida, una familia salteña decidió salvar a otras personas. Su pequeño hijo de nueve años falleció en el Hospital Público Materno Infantil y su mamá quiso donar sus órganos.

Tras un importante operativo de ablación que duró 72 años y que fue el primero en el Materno de Salta, el corazón fue derivado al Hospital Italiano de Buenos Aires, donde un nene chaqueño lo esperaba desde hace siete meses. 

Materno Infantil Salta

El transplante se realizó con éxito y ahora resta esperar 72 horas para ver su evolución. El niño se llama Dylan Gómez. “Salió todo bien. Ya tiene su corazón adentro y está latiendo”, confirmó su papá, quien en los últimos meses encabezó una intensa campaña de concientización sobre la importancia de la donación de órganos. “Nos queda ver cómo evoluciona”, agregó.

Dylan Gómez el niño chaqueño que espera por un corazón. (Web).

Dylan nació con una miocardiopatía hipertrófica y se encuentra internado desde principios de abril. Desde mayo encabezaba la lista de espera del INCUCAI.

El corazón llegó gracias a la familia de un niño salteño de nueve años que falleció como consecuencia de un status epiléptico. A pesar del dolor, su mamá sintió que la mejor formar de honrar su vida es salvando otras. 



Comentarios