El problema es el avance de los asentamientos irregulares y la falta de infraestructura sanitaria en la zona. 


En los últimos días trascendió que los asentamientos irregulares apostados en la zona de Finca Las Costas están contaminando la reserva hídrica, que es la fuente de suministro de agua más importante de la provincia. 

Las construcciones ilegales vienen avanzando desde el 2013 y, según un informe del diario El Tribuno, desde entonces los vecinos del lugar presentaron quejas porque representan un problema sanitario en el lugar. Hasta ahora no recibieron respuesta a sus reclamos. Por el contrario, las construcciones avanzaron con nuevas picadas, aperturas de terrenos y roturas de los alambrados perimetrales.

El problema es que en la reserva hídrica no existen cloacas ni infraestructura sanitaria que pueda contener los desechos cloacales que se generan desde los irregulares asentamientos humanos que crecen día a día.

La última denuncia sobre las usurpaciones en finca Las Costas fue radicada el 4 de mayo de este año por el abogado Oscar Pedro Guillen, quien, como en anteriores oportunidades, advirtió el incesante trabajo de construcción y tala indiscriminada en los terrenos que limitan con el sector urbano de la localidad de San Lorenzo.






Comentarios