La medida surge porque la conciliación obligatoria llegó a su fin y no hubo acuerdo salarial con las empresas.


El reclamo salarial de la Unión Tranviarios Automotor persiste y se encrudecerá con un nuevo paro de servicios convocados para el viernes 12 de julio. Lo confirmó el Consejo Directivo de UTA. 

“La medida de protesta se tomó luego de haber transcurrido íntegramente el proceso de Conciliación Obligatoria sin encontrarse una respuesta que se acerque mínimamente a la pretensión de recomposición salarial para los trabajadores del transporte colectivo de pasajeros del interior del país”, confirmaron referentes de UTA en un comunicado.

En el comunicado también responsabilizó tanto al Gobierno nacional y provincial como al sector empresario por la falta de diálogo y de predisposición para el consenso. “Ignoran y no se hacen eco del planteo sindical, encargándose durante el transcurso de toda la negociación colectiva, de trasladarse mutuamente las responsabilidades que les son propias, por un servicio público de la cual resultan garantes ante la sociedad”, continúa el informe.






Comentarios