Se difundió el audio en el que el hijo del "Nochero" Mario Teruel intenta pedirle perdón a la adolescente que lo denunció por abusar de ella cuando era pequeña.


En las últimas horas, se difundió el audio en el que Lautaro Teruel, quien se encuentra detenido e imputado por abuso sexual, pide perdón a la adolescente que luego lo denunció por un hecho que habría ocurrido cuando ella tenía 6 o 7 años.

La adolescente grabó la conversación en la que Teruel le dice que “hace 3 o 4 años que vengo pensando, a esta pendeja le tengo que pedir perdón”.

El joven imputado se contactó con la adolescente de 16 años luego de que otra joven lo escrachara en las redes a él y a otros dos hombres, por haber abusado de ella mientras se encontraba en estado de completa ebriedad.

Denuncia contra Lautaro Teruel. (Web)

“La mina lo tiró, una amiga de toda la vida, pero podría haber levantado el tubo y decir, che loco me quiero juntar porque tengo una versión de lo que pasó esa vez y capaz que ustedes tienen otra. Podría haber salido sin asco, pero gracias al cielo y la tierra no fue así. De todas maneras, lo poco que se viralizó fue suficiente como para hacernos pingo a nosotros,” explica.

Teurel le explica a la adolescente que raíz del escrache  “perdí una banda de peso, no comía, fumaba todo el día”, y que su conciencia lo llevó a necesitar hablar con ella, admitiendo el gran daño que pudo haberle hecho, y pedirle perdón.

“El otro día que te vi ahí, dije está re grande. Pero a partir de ese día, me acuerdo de vos así como estas ahora y no esa sensación chota. Era una necesidad de sacarlo y de intentar escucharte también, fue una boludes,” le comenta el acusado.

La joven conserva el temple en todo momento, dejándolo hablar, hasta que dispara: “Yo siempre me quedé con la duda de porqué lo hiciste, tengo la necesidad (de saber), digamos”.

“No sé boluda, era muy pendejo, no sé realmente, no sé cuál es la respuesta a porqué lo hice. Si sé que cuando lo hice en un momento no te gustó nada, porque sí me di cuenta, y nada y pasaba el tiempo y más me hacía la cabeza, que culiao que fui, eras re pendeja, habrá sido hace 10 años” y ella le aclara, “claro, yo tenía 7, 6, ahora tengo 16.”

“Claro, eras re pendeja,” continúa Teruel, “No sé porque, yo debí haber tenido 16, 17 también. Pelotudo. No saber las consecuencias que podía traer después o lo que te podía causar. Capaz que fue tu primera experiencia y cualquiera, digamos.”

El joven continúa ​justificando que era muy chico él también, hasta que le dice a la adolescente: “Tampoco siento que sea un abusador, me entendés, pero sí lo fui, y saber que lo fui es un bajón”.




Comentarios