Los testigos contaron que sintieron olor a sahumerio dos días antes del hallazgo del cuerpo de la joven. 


En una nueva audiencia del juicio que busca esclarecer el femicidio de Cintia Fernández, hoy declararon dos testigos que vivían en el mismo edificio de la víctima en Parque La Vega. 

Una vecina contó que ella misma dejó pasar al imputado, Mario Condorí, al edificio el 26 de abril de 2011 alrededor de las 22. Relató también que en los días sucesivos comenzó a sentir olores nauseabundos que cada vez eran más intensos, y destacó que el 1 de mayo había olor a sahumerio. 

El otro testigo también hizo referencia al olor a sahumerio. El hombre también dijo que varias veces vio a Condorí en el edificio junto a Cintia. También relató que un día escuchó sonidos en alto volúmen que salían del departamento de la víctima. 

Recordemos que el cuerpo de la joven en avanzado estado de descomposición fue encontrado por su mamá el 3 de mayo de 2011. La ronda de testimoniales en el juicio contra Mario Condorí se extenderá hasta el 30 de mayo y los alegatos se realizarán el 6 de junio.






Comentarios