Los vecinos alertaron sobre los fuertes olores, y uno de ellos ingresó a la habitación para ver que sucedía. Las mujeres habrían muerto por intoxicación con gas.


En la tarde del viernes, los cuerpos de dos mujeres fueron encontrados sin vida dentro de una de las habitaciones del un Inquilinato del Arzobispado, ubicado en pleno centro salteño.

Se especuló mucho con el motivo de sus muertes, pero en principio, los peritos apuntan a una posible intoxicación con gas, dato que será confirmado después de las correspondientes autopsias.

Según trascendió, tanto el CIF como los Bomberos pudieron verificar que la estufa a gas y las hornallas se encontraban abiertas.

El caso

En la tarde del viernes 17, uno de los inquilinos dio aviso al dueño del lugar sobre fuertes olores que parecían provenir de una de las habitaciones alquilada por una madre y su hija, ambas oriundas de Río Negro.

Entonces el dueño tocó la puerta, y al no recibir respuesta alguna, se asomó a una ventana, donde notó lo que parecía ser una hornalla abierta. Otro inquilino se ofreció para ingresar por la ventana a la habitación y ver que había sido de las mujeres.

Al ingresar, vio un cuerpo inerte con los brazos extendidos y en “un charco de sangre”. El inquilino inmediatamente salió de la habitación conmocionado, y dio aviso a las autoridades sobre el aparente hallazgo de un cuerpo sin vida.

Un fuerte operativo policial cercó la zona, y peritos del CIF trabajaron en el lugar. Los mismos determinaron que se trataba de dos cuerpos, ya que la hija de la mujer también se encontraba dentro de la habitación. Las mujeres fueron identificadas como Liliana Pawly (37) y Delfina Pawly (13).

El encargado del lugar contó que la mujer de 37 años había sufrido un ACV, y visitaba Salta con regularidad siendo que era devota de la Virgen del Cerro. En este marco es que la mujer había decidido radicarse en Salta e incluso inscribir a su hija en una escuela local.






Comentarios