El animal en peligro de extinción había sido capturado y muerto un año atrás. La Policía Federal y Secretaría de Medio Ambiente de la Nación decomisaron su cuero.


La Policía Federal y la Secretaría de Medio Ambiente de la Nación decomisaron un cuero de yaguareté que era exhibido en un hostal de Iruya.

A partir de la denuncia realizada por la organización Red Yaguareté que lidera Sergio Bergman, los organismos actuaron para secuestrar el cuero del felino en peligro de extinción que según informaron, pertenecía a un espécimen que había sido capturado y muerto un año antes en las inmediaciones de la localidad salteña de Iruya.

Cabe recordar que el yaguareté está muy cerca de la extinción siendo que quedan menos de 250 ejemplares con vida, por lo que la concientización a los lugareños es crucial para evitar la caza de este maravilloso felino, y de esa forma, preservar la biodiversidad de la región.

Por otro lado, la comercialización de productos realizados con piel de yaguareté corresponde a una multa mínima de 180 mil pesos, aunque hay antecedentes en Buenos Aires de multas a comerciantes por 500 mil.

La Ley Nº22421 sanciona la tenencia ilegal de animales protegidos y sus derivados, y la ley Nº25463 declara al yaguareté como monumento nacional. Su caza o tenencia de productos derivados del animal está severamente penada por la ley.






Comentarios