El exobispo de Orán fue acusado de abuso sexual en perjuicio de dos seminaristas. 


En el marco de la causa que investiga al ex obispo de Orán, Gustavo Zanchetta por abuso sexual, el miércoles la fiscal penal de Violencia Familiar y de Género, María Soledad Filtrin Cuezzo, realizó una inspección ocular en diferentes edificios religiosos de Orán.

Las medidas judiciales fueron tomadas a raíz de las dos denuncias que se radicaron a principios de año por abuso sexual contra el exobispo de la ciudad Gustavo Zanchetta.

Zanchetta

Filtrin fue acompañada por los dos jóvenes que denunciaron a Zanchetta. Los abusos habrían ocurrido mientras ambos denunciantes cursaban sus estudios en el Seminario Mayor San Juan XXIII.

La inspección apunta a reconstruir aquellos episodios que, según lo que se pudo saber, se trataban de abusos sexuales sin acceso carnal. Los abusos que se le endilgan al exobispo son masajes, abrazos, besos en el cuello y otros episodios que los seminaristas prefieren mantener en reserva.






Comentarios