Las mascotas tienen que llevar un plan alimenticio equilibrado, con comida especial preparada para ellos. Sin embargo, muchas veces les compartimos una pequeña porción de lo que estamos comiendo.

//Mirá también: Las cinco mascotas ideales para alérgicos

Lo que es un gesto de cariño puede convertirse en una gran problema para nuestras mascotas, ya que algunos de los alimentos que consumimos son muy tóxicos para ellos. Te contamos cuáles son.

Chocolate. El cacao es un problema para perros y gatos. En exceso, puede causarles temblores, vómitos y diarrea. Cuánto más cacao contenga el chocolate, peor va a ser para ellos. Por eso, es preferible evitar compartir con ellos este dulce. Lo que para los humanos es muy rico, para ellos es tóxico.

Palta. ¿Quién iba a decir que una fruta que podemos tener en un árbol de nuestro propio jardín podría afectarlos? La realidad es que contiene un compuesto llamado persina, que puede causarles complicaciones estomacales o respiratorias.

Cebolla cruda. Les puede provocar a perros y gatos problemas digestivos complicados. Contiene una toxina llamada tiosulfato, que para los animales es muy difícil de metabolizar. Puede causarle vómitos, diarrea o incluso problemas respiratorios.

Papas. Sobre todo son las papas crudas las que pueden resultar tóxicas para los perros, ya que su tallo y sus hojas contienen solanina. De todas formas, esto tampoco es bueno para el consumo en las personas, así que todos deberían evitarlo.

(Foto: Gentileza)Gentileza | gentileza

//Mirá también: Cómo cuidar la salud emocional de nuestras mascotas

Laurel. Lo que tanto usamos para condimentar la salsa de tomate, puede ser muy peligrosa para los gatos, porque les afecta el sistema cardiovascular.

Uvas. Si se consume en gran cantidad, puede ser que afecte las funciones renales de los animales. Por eso, es mejor dejar fuera de su alcance esta fruta y también las pasas de uva.