Cuando pensamos en belleza, siempre creemos que las cremas son la solución a muchos problemas. Sin embargo, los aceites naturales también son grandes aliados para la salud y la cosmética en general. De acuerdo a su origen, pueden mejorar problemas específicos, ya sea de la piel o el cabello. Prestá atención a los usos que podes darle y comenzó a usarlos.

//Mirá también: Los trucos de belleza que circulan en Internet y que deberías evitar

1- Aceite de camelia

La camelia es un pequeño árbol asiático, cuyas flores son de diferentes colores. El óleo extraído de esta planta tiene una importante concentración de vitamina A (rica en retinol, que promueve la producción de colágeno) y vitamina E (rica en tocoferol, anula la acción de los radicales libres), que producen efectos muy beneficiosos para la piel.

Propiedades: es hidratante y antiséptico, controla el acné, cicatriza y promueve la regeneración de los tejidos. Además, tiene un efecto anti-age, que permite evitar la formación de arrugas. Para lograrlo, hay que aplicarla en el rostro, el cuello y el contorno de ojos. Tiene una textura liviana y no deja efecto grasoso. También es beneficioso para el cabello: aplicando unas gotitas, le devuelve la sedosidad y el brillo al cabello quebradizo y opaco.

2- Aceite de coco

Es un producto excelente para masajear la piel, por su suave textura. Actúa como un eficaz humectante para todo tipo de pieles, en especial para las secas ya que nutre e hidrata y tiene fácil absorción. También, sirve como bálsamo para los labios y para refrescar la piel tras una exposición al sol.

Propiedades: previene la sequedad y la descamación de la piel; ayuda a retardar la aparición de arrugas, la flacidez de la piel; y además, es un tratamiento eficaz para aquellas personas que sufren de psoriasis, dermatitis y eccema.

Sirve para retener la humedad y mantener hidratada la piel; la suaviza y tonifica, previene la aparición de arrugas (si se usa diariamente y por la noche). Además, por sus propiedades antioxidantes, previene la aparición de las manchas de la edad y ayuda a quitar las existentes aplicando aceite sobre ellas y masajeando la zona.

Celulitis: es un producto efectivo para combatirla. Hay que mezclar aceite de coco, con jugo de limón y de toronja o pomelo, y frotar las áreas afectadas.

3- Aceite de TeeTree o de árbol de té

Sería muy útil tener este óleo en casa, ya que tiene muchas opciones de uso, no sólo para cuestiones de belleza. Agregando algunas gotitas en la bañera, por ejemplo, sirve para eliminar malos olores e incluso, combatir piojos. También, es ideal para  tratar problemas de caspa e hidratar el cuero cabelludo seco.

Propiedades: tiene un poderoso efecto antibacteriano y desinfectante, ideal para tratar heridas o lastimaduras. Además, es efectivo contra el acné y para secar granos; para combatir el pie de atleta, eczema y distintas infecciones micóticas; es antiséptico, sirve para paliar los síntomas del resfrío y gripe.

4- Aceite de almendras

De todos los óleos que se utilizan, sin dudas, es el más conocido. Está compuesto por grasas monoinsaturadas, ácidos oleico y linoleicos (como omega 3 y 6) y tiene muchos usos, tanto para la estética del rostro y del cuerpo, como para el cuero cabelludo.

Propiedades: es un excelente aliado para las afecciones capilares, como la sequedad en el cabello (da brillo y suavidad al instante); evita la calvicie por su alto contenido en ácidos grasos oleicos, mejora la salud del cuero cabelludo por el alto contenido en vitamina E y mejora los síntomas de la caspa o la dermatitis seborreica.

Se puede aplicar en lugar del acondicionador, dejándolo actuar algunos minutos y enjuagándolo luego, con agua tibia; o bien, colocando algunas gotas en el largo del cabello. Además, sirve para tratar afecciones cutáneas, piel seca o herpes debido a su efecto emoliente. Reduce el prurito y produce un efecto suavizante en la piel; incluso, se utiliza para combatir la psoriasis y la dermatitis; es desinflamante, alivia la irritación cutánea, la picazón y disminuye los dolores. Si se aplican algunas gotitas en la crema de uso diario, previene la sequedad de la piel y la mantiene hidratada, sobre todo en la época invernal.

5- Aceite de Ricino

Propiedades: además de ser un poderoso aliado estético, es antibacteriano, antiinflamatorio, previene problemas de salud y tiene efectos laxantes. Cuenta con una importante concentración de proteínas, ácidos grasos esenciales y vitamina E, que al ser absorbidos por la piel, producen un efecto reparador, rejuvenecedor e hidratante. Sirve también, para aliviar los efectos de pies secos o callosidad. El aceite de ricino se absorbe fácilmente en esas zonas y se pueden mezclar algunas gotas en la crema hidratante, para potenciar ese efecto.

¡Es un aliado para las pestañas y las cejas! Las engrosa e hidrata y si se aplica a diario, por las noches, van a notar sus efectos rápido. Deben aplicarlo con un cepillo de máscara de pestañas limpio o un hisopo, desde la raíz hasta las puntas de las pestañas, sin excederse.

6- Aceite de jojoba

Es un producto natural, que se obtiene de las semillas de la planta que lleva este nombre y es originaria de Estados Unidos y el norte de México. Tiene una rápida absorción y mantiene la piel hidratada todo el día.

Propiedades: es antioxidante, previene el envejecimiento prematuro, contiene vitaminas A, B y E, retrasa la aparición de arrugas, suaviza y calma la piel estresada. Es muy efectivo para pieles grasas. ¡Sí! Aunque parezca contradictorio, ayuda a controlar el cebo natural que produce el organismo y no tiene efecto oleosos ni produce granitos.

(Foto: Dusan Zidar

7- Aceite de oliva

La gran mayoría tiene en sus casas. Es que además del uso diario y comestible, tiene muchos beneficios estéticos.

Propiedades: sirve como un efectivo desmaquillante, incluso los a prueba de agua, y suaviza la zona del contorno de ojos; nutre las pestañas, fortalece las uñas (hay que remojarlas en un bowl con este aceite por unos minutos), hidrata el cabello, sobre todo aquellos secos y con las puntas quebradizas, y elimina arrugas como patas de gallo o líneas de expresión. Tiene un potente efecto nutritivo para la piel. ¡A comenzar a implementarlo!

8- Aceite de argán

Se extrae del árbol nativo del suroeste de Marruecos, allí su comercialización es muy importante. Es un óleo utilizado con poca frecuencia, ya que la planta tarda entre 30 y 50 años para producir el fruto y por eso, es menos frecuente su implementación; pero no menos efectivo.

Propiedades: ayuda a prevenir el envejecimiento facial, reduce los signos de la edad e hidrata, debido a la cantidad de nutrientes, vitaminas, minerales y antioxidantes que posee. Ayuda a reducir las células muertas, protege la piel de los daños causados por el sol y mantiene la elasticidad y el colágeno gracias a la vitamina E.

Para aquellas personas que tienen la piel del cuerpo y las mano secas, pueden aplicarlo después de ducharse, en gotas o mezclado con la crema hidratante habitual, y es ideal para aquellos que sufren de resequedad en las manos o cuya piel tiende a agrietarse o tienen cutículas deterioradas, ya que el aceite de argán hidrata profundamente y ablanda las durezas.