Rubio, platinado, caoba, castaño oscuro o claro; cenizas o dorados; o matizadores de colores. Elegir el tono de tintura para el cabello puede ser una tarea difícil, pero más aún, enfrentar la imagen que devuelve el espejo si la elección no fue la correcta.

Uno de los factores más importantes, que no siempre tenemos en cuenta a la hora de visitar al colorista, es la tonalidad de piel.

Por eso, si estás pensando en hacerte un cambio de look, te damos una serie de consejos que dan los especialistas.

Tez oliva

Estas mujeres, por lo general, tienen ojos color café oscuro o miel. Para ellas, se recomienda elegir un tinte castaño oscuro, chocolate intenso, tonos café o ciruela, porque resaltarán la mirada.

Tez dorada

Para quienes tienen ese color de piel no es recomendable utilizar tintes castaños oscuros o chocolates, salvo que tengan ojos claros (porque así los resaltaría), ya que esos tintes endurecen los rasgos y le quita la luz al rostro. Si se animan a una opción arriesgada y que genere impacto, pueden lucir un rubio platinado. Y si quieren una opción más sexy, tonos dorados naturales son la mejor combinación.

Tez ámbar o media

Los coloristas aconsejan teñir el cabello en tonos caramelo, porque le dará calidez y brillo al rostro. A las mujeres que tengan una cabellera que tiende al rojizo, un toque de luz no les vendría mal: la propuesta es hacer reflejos de color cobre o bronce. Aunque la elección del cambio de look es personal, lo que no deben hacer optar por los tonos cenizas.

Tez porcelana o pálida

Si sos de las que tienen la piel muy blanca o que tiende al amarillo, lo ideal es que descartes los colores cobre, caoba y caramelo, porque empalidecerán aún más tu cara.

El tono perfecto para este tipo de tez es el broux, un marrón fuerte con ciertos reflejos rojos, que parecen naturales. Y si además de este tono de piel, tenés ojos marrones claros o miel, tu mejor opción es un chocolate o un bronce que contraste aún más tus ojos. Pero, si lo que buscás es resaltar la tonalidad de la piel, el rojizo o castaño oscuro serán tus aliados.

En cambio, si tu piel es muy pálida y tienes los ojos claros (azules o verdes), la mejor opción será un color de cabello rubio con destellos dorados, o negros intensos, un café o chocolate con reflejos dorados, para lograr el contraste.