Desde su comienzo, el romance de Meghan Markle con el Príncipe Harry trajo dolores de cabeza a la realeza. Se creía que ella, actriz y divorciada, con grandes problemas familiares, vendría a revolucionar el Palacio de Buckingham. Y así fue, la joven llegó para llevarse todas las miradas. Pero, contrario a lo que pensaban el marketing de la boda le vino muy bien a la Corona británica.

Ahora, ya casados, Meghan y Harry concurren a los actos oficiales y cautivan a todos con su presencia. En esta oportunidad, participaron de una función benéfica del musical Hamilton y ella sin darse cuenta llamó la atención de todos. La exactriz se dio vuelta, miró a su esposo y le preguntó: "¿Puedes ver, mi amor?".

Lo que jamás se hubiese esperado Meghan es que muchos de los presentes que la escucharon exclamaran: "Awww…", situación que hizo sonrojar a la joven, según contó la prensa inglesa.

Como si todo esto fuera poco, el duque de Sussex sorprendió a todo el mundo cuando se atrevió a cantar una canción en pleno musical.

Ahora entendemos por qué Harry y Meghan se han convertido en los personajes favoritos de la realeza.