Tan importante es la construcción o reforma de una casa como la decoración que la va a acompañar. Esto no es sólo poner los muebles, sino el estilo que se le va a dar, el lugar en que se colocará cada cosa y los colores que usaremos. Para todas estas opciones hay aplicativos que pueden ayudar y aquí presentamos las mejores apps para decorar ambientes.

En primer lugar, dan ideas para poner en práctica. Pero lo más importante es que a través de la realidad aumentada permiten ver cómo quedará el resultado final de nuestra decoración. Y si no es de nuestro agrado, podemos modificarla hasta conseguir el efecto deseado, ahorrando mucho tiempo y, a veces, mucho dinero.

1 - Planner 5D
​Se trata de una aplicación muy completa ya que crea la vivienda para poder ver en vivo los cambios que vamos a hacer. Tiene un plano en 3 dimensiones que permite verlo desde cualquier ángulo, y también se puede ver en 2 D. Con el menú contextual se pueden agregar todos los elementos que pueden ubicarse en el lugar deseado. Desde allí se pueden ir moviendo hacia el lugar que más nos parezca correcto.

2 - Home Design 3D
​Otra herramienta para visualizar las dimensiones y el espacio completo del hogar. Permite amueblar todos los ambientes, dar color a las paredes y tiene un útil simulador que la muestra de día y de noche para ver la luz correcta. Luego de hechos todos los cargos permite descargar un archivo.

3 - IKEA Place
Esta empresa de decoración creó una app para decorar interiores y exteriores de una vivienda, según su catálogo. Está realizada en realidad aumentada y muestra el resultado final de colocar muebles y colores, etc. Lo demás se verá a través de la cámara.

4 - Roomle 3D & AR floorplanner
Esta aplicación cuenta con representación de planos en 3D y 2D y una cámara integrada para colocar muebles virtuales y ver el resultado final.Tiene un amplio catálogo de elementos de comparación desde distintas perspectivas y estilos de decoración.

5 - Homestyler
Se trata de un asistente personal para decorar el hogar con un editor para probar distintos estilos y diseños a partes concretas de la vivienda. Partimos de una fotografía, y se pueden hacer cambios y comprobar resultados. Suma un componente social ya que hay muchos usuarios que comparten diseños de sus casas que se pueden apoyar y comentar, por lo que sirve para mejorar nuestras ideas.