Lo que comenzó siendo una actividad para pasar el aislamiento se convirtió en el motivo de alegría de Dolores o más conocida como Loli Pagano, una joven argentina de 21 años que con sus recetas invita tanto a pequeños como adultos a recrear sus propias versiones de algunos de los dulces más conocidos.

Llegar a ser popular dentro de una red social no es tarea fácil y eso es algo que Loli siempre ha tenido claro y por supuesto tampoco estaba buscando. Su sorpresivo éxito dentro de la aplicación más conocida entre centennials como lo es TikTok, no solo se debe a su creatividad y pasión sino a su forma de ser, ese detalle característico entre sus audios y videos es lo que la diferencia de grandes chefs de cocina o reconocidos artistas culinarios de la televisión.

En diálogo con Rumbos digital, Loli habló sobre sus sueños, sus objetivos, la importancia de su familia, algunas dificultades en su proyecto y en especial su misión como joven influencer digital: "Comer comemos todos los días pero que yo haga que la gente que nunca cocina quiera hacer mi receta, es hermoso".

Loli llegó a TikTok de la forma en que muchos lo han hecho en esta cuarentena, a través de un familiar menor: "Mi prima de 15 años me contó de esta aplicación y yo conocía la antigua versión Musically pero nunca la había usado. Me dijo 'mirá está re buena', yo me metí y vi que mucha gente subía recetas y en especial que a la gente le interesaba verlas".

Sin esperar nada a cambio y con ganar de mostrar sus conocimientos en el arte de la cocina, Loli publicó su primer clip: "Subí un video bastante casero y a la gente le gustó mucho lo que hice. Luego subí uno mejor y gustó más, y así seguí mejorando la calidad, el cómo explicaba la receta y cómo presentaba las publicaciones".

Y aunque muchos sigan pensando que esta red social es solo para adolescentes y retos virales de baile, la aplicación se ha convertido en algo más. "De TikTok me gusta la forma tan fácil de subir y encontrar contenido, por ejemplo, con la sección Para ti". Aunque la red social tiene un limitante: el tiempo de duración de cada video es de solamente un minuto.

Loli Pagano sube recetas que se convierten en virales dentro de TikTok. (Instagram/@lolipagano)

"Hay cosas que tienen mucha técnica y por ahí me limita un poco, en un minuto es bastante difícil de explicar", asegura la joven, quien en vez de frenarse ante este detalle decidió que podía ser también una oportunidad: "Es por eso que siempre trato de hacer algo simple para personas que no saben cocinar mucho y quieren aprender, no está bueno gastar tiempo e ingredientes. Si no es fácil siempre aviso, pero yo intento que sea lo más sencillo posible".

Imaginarse el momento en que Loli pasó de 100 seguidores a más de 300mil es increíble: "Había hecho unos conitos de oreo y yo no tenía ningún seguidor. Subí ese video y no pasó nada, pero al día siguiente veo de reojo que empiezan a llegarme muchas notificaciones al celular y cuando entró a la aplicación veo los primeros 500 me gusta y dije '¡Wow les gustó!' Y así empecé a subir más y más. No podía creer como por TikTok había podido tener un alcance tan grande".

Y es que ver sus videos de cocina se hace hipnotizante, tanto así que muchos usuarios solo la siguen por el placer de ver sus postres y decoraciones: "La gente todo el tiempo pide hacer golosinas conocidas y son los que más vistas y me gusta tienen pero son los que menos hacen. Las personas me siguen diciendo que les encanta ver cómo los hago".

Ante la pregunta sobre si se ve en un futuro con una gran pastelería, Loli tiene claro lo que más desea: "Todo el mundo me dice que estaría bueno tener una pastelería, pero antes de eso quiero recorrer el mundo, tener la experiencia de cocinar en otras partes. Quiero conocer y seguir aprendiendo en otros países un poco más antes de crear un restaurante".

La joven sabe que el camino no es fácil y que su éxito en la cocina se lo debe en un principio a su abuela. Fue ella quien la influenció en el arte de la pastelería y  también le heredó una de las recetas que ha conseguido tanto el mayor número de vistas como que miles de personas la repliquen a su propio estilo.

"La torta de banana gustó muchísimo. Mi abuela me enseñó su receta y yo la cambié un poco para hacerla más fácil y rápida, ese creo que fue el postre que más hicieron, de la que más me mandaron fotos y le mandaron besos a mi abuela. Ella estaba re feliz".

Loli tiene nuevos planes y secciones para su perfil, quiere en un futuro abrir su propio canal de YouTube y explicar recetas con más detalles. También guarda cada foto y mensaje que le envían sus seguidores: "Tengo una carpeta de todo lo que me mandan. También me encanta que me pregunten, si estoy dando la receta es porque quiero que les salga bien y ayudarlos".

En resumen, la determinación y creatividad de Loli demuestra que se puede ser un "influencer" positivo dentro de las redes sociales: "No puedo creer lo que me está pasando, la cantidad de seguidores y de mensajes es sorprendete".