Si querés a tus plantas sanas y te interesa cuidar el medio ambiente, preparate para aprender a hacer preparados insecticidas y fungicidas cien por ciento naturales.


En unos días las plantas reiniciarán su crecimiento con follaje tierno y savia con ricos azúcares. También insectos y hongos renacerán, habrá que estar atentos. Desde esta columna les enseñaré a hacer preparados naturales que no dañen la salud y el medio ambiente y así repelerlos o controlarlos. Al ser naturales, requerirán ciertos cuidados y especificaciones.

Lo primero es utilizar agua sin cloro: esto se logra dejando un balde con agua al sol durante un día completo para que el cloro se evapore. Luego, el vegetal a utilizar debe provenir de una planta sana y hay que cortarlo en segmentos de 1 cm. Se deja fermentar hasta que no salgan más burbujas y no se produzca más espuma, esto indica que el preparado está listo para usar.

La próxima semana les traeré una receta con los nombres de las plantas que repelen insectos, hongos y por último, las que controlan esas patologías.

+ Regiones

Norte + Tarea de hormiga

Salí al jardín e identificá los caminos de las hormigas. Así llegarás al hormiguero y, días más tarde, cuando comiencen a desfoliar las plantas, sabrás dónde encontrarlas. Luego, con los preparados que les aconsejaré usar en esta columna, podrás controlarlas.

Centro + Helechos felices

En esta época aún no llegan las lluvias primaverales y el viento seca mucho el ambiente. Ayudá a los helechos a pasarla mejor rociando sus hojas con agua a temperatura ambiente para no generarle estrés por el cambio de temperatura.

Patagonia + ¡A girar, a girar!

Las plantas de interior han pasado el invierno viviendo con la poca luz que entra por las ventanas y crecen hacia un solo lado. Girá las macetas 180 grados para que comiencen a crecer equilibradas, sobre todo las dracaenas, sino sus tallos se torcerán. Giralas cada 4 meses.

Los lectores consultan

Mabel mandó fotos de una rosa del desierto. Cuenta que estaba hermosa con su follaje verde y comenzó a perder las hojas. Pregunta si está enferma o qué puede ser.

Mabel tu rosa del desierto (Adenium obesum) pierde sus hojas por efecto del frio invernal, es normal ya que por debajo de los 10°C se caen y luego las recuperará en primavera, además ayuda la falta de luz ya que requiere un mínimo de 6 horas diarias de sol y también favorece la caída de las hojas que la estás regando en invierno. Concluyendo, buscá un lugar con más luz y regala solamente cuando comience a crecer en mediados de septiembre y la planta se recuperará.

Judith Pierini pide que le indique dónde conseguir resina de pino para controlar las hormigas.

Judith, es un producto que podés conseguir en viveros, ferreterías o hipermercados que venden plantas. Viene en un pomo plástico y suele decir en su presentación “barrera anti hormigas” o “gel pegajoso anti hormigas”. Está formulado con resina de pino. Si no lo conseguís, colocá alrededor del tallo una cinta ancha de papel como las que usan los pintores para enmascarar y encima pintala con grasa o aceite de auto usado, intentando no tocar el tronco con el aceite. También te servirá. En ese caso, te recomiendo sacarlo a fin de año y recambiarlo por otro más flojo para permitir el crecimiento anual del tallo.

Laura Claro, de Pocitos, provincia de San Juan, tiene un grataegus y quisiera obtener de ella nuevas plantas para armar un jardín nuevo en otro terreno. Intentó cortando ramas como de 20 cm. y plantándolas en una tierra fértil y con riego, pero no dio resultado. Pide consejos.

Laura, la planta de la foto, llamada popularmente grataegus o crataegus tiene como nombre científico Pyracantha coccinea y se multiplica por esquejes con el uso de hormonas de enraizamiento, o más fácilmente por semilla, colocando los frutos en agua hasta que pierdan la pulpa. Luego las semillas secas se dejan tres meses en la bandeja de las verduras en la heladera a menos de 4°C y posteriormente se siembran. Con este método se logra que germinen fácilmente días más tarde y así podrá obtener sus nuevas plantas.

Olga Casa envía una fotografía y pregunta cuál es el nombre de esas bellas flores.

Olga, a la planta de la foto se la conoce popularmente como corona de Cristo o espina de Cristo. Su nombre científico es Euphorbia mili. Requiere lugares soleados y suelos con buen drenaje. Tené cuidado si se lastima el tallo o las hojas, ya que emanan una savia lechosa tóxica, que irrita las mucosas al contacto.





Comentarios