Los centros de esquí se despiden del frío a lo grande, con competencias de snowboard, catas, fiestas electrónicas y paseos nocturnos por la montaña. ¿Vamos?


Contemplar el horizonte infinito de las montañas nevadas y respirar su aire puro, es seguramente una de las prácticas “sanadoras” más antiguas de la humanidad. Y, por suerte, aunque el frío esté en retirada, todavía quedan actividades para disfrutar de los últimos fríos en los centros invernales de la Argentina, desde Mendoza hasta Tierra del Fuego

¿Qué hay de lindo para hacer? Esquí y snowboard, obvio, pero también excursiones en trineos, caminatas con raquetas por los bosques y paseos en cuatriciclos con orugas en la nieve, como propone el Centro de Esquí Nórdico, de Bariloche. El llamado ZipLine es otro de los retos de moda en el parque de nieve Piedras Blancas, de la misma ciudad: te deslizás por un cable desde la cumbre simulando el vuelo veloz del parapente.

Además, este año están a full en Cerro Bayo y Las Leñas las donas inflables para arrojarte a pura adrenalina por las pistas; mientras que cada complejo ha organizado alguna modalidad de travesía nocturna: las hay para esquiadores expertos y también para aquellos que prefieren asomar a la montaña estrellada paseando en imponentes máquinas pisanieves (todas terminan con cena gourmet).

El Cerro Castor, de Tierra del Fuego, sigue celebrando sus dos décadas de historia: para el sábado 14 habrá fiesta electrónica al atardecer, organizada por la marca Corona; y el 19 y 22 de septiembre, degustaciones en el centro de esquí a cargo de la sommelier Marina Beltrame.

Escapadas a la nieve

Las Leñas para todos

¿En gomón o máquina pisanieve?

Una gran propuesta mendocina para este fin de invierno es Extreme Expedition: a bordo de una máquina pisanieve Pisten Bully 300, accedés a itinerarios increíbles, con laderas vírgenes y la mejor nieve. Junto a guías y socorristas, te alejás de los circuitos habituales para disfrutar de descensos y paisajes excepcionales. La excursión es de medio día o día completo. Y si vas al valle en plan familiar y solo por la jornada, el Parque Aventura es ideal: los gomones con manijas para bajar vertiginosamente por la pista Snow Tubing son muy divertidos. También podés alquilar trineos y anotarte en alguna de las salidas con raquetas de nieve.​

Bayo a pura adrenalina

Finde de deportes extremos

En septiembre, el famoso centro neuquino cercano a Villa La Angostura organiza el Xtreme Week, una exigente competencia de esquí y snowboard en la que participan los mejores deportistas nacionales e internacionales. El encuentro se lleva a cabo en el Snow Park de Cerro Bayo. La disciplina es freestyle en esquí y snowboard, intercalando barandas y saltos con modalidad abierta para mujeres y hombres de todas las edades, que hacen asombrosas acrobacias y maniobras en terrenos especialmente diseñados para el certamen. Verlos en acción es alucinante. Todo matizado por deliciosos asados y la mejor música.​

Anochece en el Castor

Esquí bajo la Luna y cena gourmet​

Descubrir la montaña de noche es una de las nuevas propuestas del célebre centro fueguino, que anda cumpliendo dos décadas. Las sensaciones y visuales son muy distintas que las diurnas. La aventura comienza en la base del cerro: junto a un guía, iniciás la subida de montaña en una máquina pisanieve Pisten Bully 300. El paseo recorre las pistas “Caminito del Bosque” y “Avutarda”, atravesando los límites del bosque para llegar a “La Brecha”, con el impresionante marco de la piedra dividida. Los esquiadores expertos pueden hacer esquí nocturno. La travesía se completa con una cena gourmet en el refugio Viejo Castor.





Comentarios