La serie basada en la vida del "Jugador del Pueblo" mostró el accidente que marcó para siempre la vida (y la piel) del deportista.


El pasado viernes 16 de agosto Netflix estrenó “Apache”, la serie sobre la vida de Carlos Tevez, con la dirección de Adrián Caetano. A través de ocho capítulos de una hora de duración, la ficción cuenta cómo fue la infancia y los comienzos del futbolista, además de mostrar el barrio marginal en el que creció el joven.

Todo comienza con la cicatriz, aquella tan característica del “Apache”, la que genera la curiosidad se sus admiradores y que, en el fondo, refleja una historia marcada por la tragedia, el abandono maternal y la pobreza.

La mayoría de las escenas se desarrollaron en el Fuerte Apache, lo que le aporta la serie una cuota de realidad que los propios actores

La serie cuenta que cuando la mamá de Carlos Tevez estaba embarazada de 7 meses, su padre falleció. Y por esto, no solo el futbolista jamás conoció a su progenitor sino que, poco después, cuando cumplió 6 meses de edad, fue abandonado por su madre.

Balthazar Murillo es el actor de 15 años que fue elegido por Carlos Tevez para encarnar al deportista de Fuerte Apache

El pequeño fue adoptado por sus tíos, Segundo Tevez y Adriana Martínez, a quienes hoy el “Apache” considera sus verdaderos padres. Por eso, durante su adolescencia decidió cambiarse el apellido.

“Apache”, la serie de Netflix relata la vida de Carlos Tevez con relatos del futbolista en primera persona.

Sobre su enorme cicatriz, el delantero admite al comienzo de la biopic de Netflix: “Nunca tomé conciencia de que la pasé muy cerca”.  Todo ocurrió en 1984, cuando el pequeño Carlitos tenía 10 meses. Su mamá y su tía estaban tomando mate en la cama cuando el agua hirviendo cayó sobre el rostro, el cuello y parte del pecho de la criatura.

Al no saber cómo tratar las heridas y como en ese momento estaba lloviendo, decidieron envolverlo en una frazada para protegerlo del frio y llevarlo a un hospital. Este procedimiento complicó la tarea de los médicos.

Los tíos de Carlos Tevez esperan en la sala del hospital para conocer el estado de salud de su sobrino, que sufrió graves quemaduras (Foto: Netflix)

Carlos tenía quemaduras de tercer grado, su estado era crítico, no se sabía si iba a salir adelante. Su tía no se despegó ni un minuto de su lado. Los médicos lo operaron para separar el mayor tejido posible de la herida y lo lograron. Hoy, es solo una marca en su piel; años atrás, fue el suceso que lo llevó a mirar cara a cara a la muerte y decirle que tenía mucho por qué vivir.

“Apache: la vida de Carlos Tévez” ya está disponible en Netflix y, al ser tan corta, muchos usuarios ya la vieron completa y se preguntan si habrá una segunda temporada.





Comentarios