Uno de los hermanos se niega a dormir en el sillón con el gato de la familia pero, finalmente, termina haciéndole honor al dicho: "El que se fue a Sevilla..."


Mayor y Menor #833, por Chanti





Comentarios