La animación japonesa es medio un misterio para los espectadores adultos. Por lo general, tendemos a pensarla como un territorio de niños, adolescentes y nerds, pero es bastante más que eso. Se trata de un universo amplísimo que lleva mucho tiempo produciendo obras para todas las edades y gustos.

Sus inicios se remontan a las primeras décadas del siglo XX, cuando en Japón intentaron imitar las animaciones que en los Estados Unidos veían haciendo creadores como Walt Disney, adaptando mayormente relatos del manga, la inagotable historieta nipona.

El gran salto de su popularidad se produjo durante los años 60, cuando se globalizaron series como Astroboy, Heidi, Meteoro y Kimba, el león blanco, muchas de ellas surgidas de la imaginación de Ozamu Tezuka, el gran prócer del género. Desde entonces, la fabulosa factoría del animé ha lanzado a las pantallas miles de obras, cada vez más sofisticadas y orientadas a públicos de todo tipo. Directores como Hayao Miyazaki conquistaron a espectadores adultos de todo el mundo y actualmente las plataformas de streaming (Netflix, Amazon Prime, Youtube y otras) están llenas de obras maestras para descubrir. Muchas de ellas son ideales para ver en familia, porque ofrecen relatos capaz de enganchar a distintas generaciones al mismo tiempo (las de Miyazaki, por ejemplo). Pero hay un otro montón que están particularmente orientadas al paladar de los adultos. Y a esas están dedicadas estas páginas...

Hitos impedibles, en línea de tiempo

Un recorrido histórico a través de animés de distintas ondas y muy recomendables para espectadores más “maduros”. Todos geniales, para dar “play” sin más...

- Astroboy. Pionerísimo, tuvo remake en 2009.

- Robotech. De 1985, está disponible en Youtube.

- Death Note. Thriller fantástico, estrenado en 2003.

- La tumba de las luciérnagas. Maravilla ATP.

- Ghost in the Shell. Un ícono futurista de los 90.

- Cowboy Bebop. Una serie que marcó época.

- Perfect Blue. Drama y crímen al estilo de David Lynch.

- Erased. Un asesino serial y un don para atraparlo.

- La chica que saltaba el el tiempo. Nuevísima.

Una leyenda llamada “Akira”

Basada en uno de los manga (historieta japonesa) más exitosos de todos los tiempos, Akira es una leyenda del animé. La película (disponible en Netflix) narra la historia de un mundo post-nuclear en el que la radiación ha dado una serie de poderes inmensos y difíciles de controlar a un puñado de jóvenes. Es la obra maestra del historietista Katsuhiro Otomo y tiene muchos puntos de contacto con hitos de la ciencia ficción como Blade Runner. Y fans de la talla de Spielberg y Kanye West.

Nuevos clásicos

El regerso triunfal de "Evangelion"

Una fantasía futurista que fue furor en los 90, sobre un grupo de jóvenes que pilotan robots para proteger a la Tierra de aliens. Netflix la acaba de recuperar junto con dos de sus spin-offs más aclamados. Una serie compleja y psicológica.

Paranoia agent

Una brutal serie corta sobre la soledad y la alienación de la sociedad contemporánea. Del genial Satoshi Kon, está en Youtube.

Se levanta el viento

Una de las últimas pelis del gran Miyazaki: los conflictos de un diseñador de aviones en la Segunda Guerra.

Your name

El animé más celebrado de los últimos tiempos. Una verdadera obra maestra, que supo estar en Netflix, pero ya no.​

El fabuloso mundo de Hayao Miyazaki

Hayao Miyazaki

Capaz te suenen "El viaje de Chihiro", "Mi vecino Totoro" o "La princesa Mononoke". Todas son películas de Hayao Miyazaki, el director japonés responsable de que el animé haya traspasado el circuito de fans y se convierta en un género admirado por todo tipo de espectadores. Fundador del mítico estudio de animación Ghibli, Miyazaki recibió en 2014 un Oscar honorifico por su aporte a la historia del cine. Su estilo se caracteriza por una imaginación desbordante, en la que suelen fusionarse los límites entre realidad y fantasía, con relatos capaces de enamorar tanto a chicos como a grandes tocando temas como la ecología, la amistad y la espiritualidad. Otras películas imperdibles de Miyazaki son Ponyo y El increíble castillo vagabundo, ambas para ver y disfrutar en familia.​

Un sinfín de géneros

Desde películas de culto hasta súper pochocleras​

Una de las características del animé es la gran variedad de géneros que lo componen. Los más populares son el Shōnen y el Shōjo (orientados a chicos y chicas, hasta la adolescencia) y el Seinen y el Josei (para hombres y mujeres adultas). Y dentro de estos mundos conviven un sinfín de temáticas: historias de amor, deportivas, de ciencia ficción, históricas, de acción, cyberpunks... Y, al igual que en el cine, hay desde directores de culto hasta irremediablemente "pochocleros".​

Para terminar, te dejamos una selección de grandes películas de animé, con variedad suficiente para contentar a todos los gustos y edades.

¡Tomá nota!

- Haru en el reino de los gatos. Una chica tímida y sin suerte para el amor salva a un gato en la calle que resulta ser el príncipe del reino de los gatos.

- Los niños lobo. Narra la historia de Hana, una chica de 19 años de edad que tras enamorarse de un hombre lobo termina teniendo dos hijos con él.

- Shiki Oriori. De los creadores de la magnífica "Your name", tres historias de amor y placeres culinarios en las ciudades de Pekín, Guangzhou y Shanghai.

- Tokyo Godfathers. El director de culto Satoshi Kon creó esta peli sobre unos "linyeras" que ecuentran un bebé en las calles de Tokio.

- Big Fish & Begonia. Un filme chino, sobre una chica de un universo paralelo que viaja a nuestro mundo convertida en un delfín.

- Steamboy. Icono del género ciberpunk, del creador de la mítica Akira, sobre un universo de aventuras con máquinas de vapor.