La mujer se dirigía al chequeo médico pero el parto se adelantó y toda su familia fue testigo del nacimiento.


Rudy Napier se dirigía al hospital junto a su marido y a sus tres hijos. Tenían que llegar al chequeo médico, ya que el nacimiento de Jolee, la cuarta integrante del clan, era inminente. Pero, en un momento, la mujer comenzó a sentir que estaba dando a luz y lo que siguió fue una escena dramática que, por suerte, terminó bien; y que pudo ser capturada por el celular de su hijo de diez años.

Seguramente este parto estuvo muy lejos de lo soñado por Rudy y su marido. En las imágenes se puede ver cómo esta mujer de Nevada, Estados Unidos, coloca sus piernas en la luneta delantera del vehículo y comienza a pujar. A su lado, el padre de familia la asiste y maneja desesperado para llegar rápido al hospital. En el asiento trasero, se escucha el llanto de sus hijas, aterradas. Sin embargo, esta escena recorrió el mundo y logró despertar ternura en el corazón de millones de usuarios.

El momento pudo ser filmado gracias a la templanza de Jayden, de 10 años. El mayor de los hermanos iba transmitiendo todo con su celular. Y logró mostrar, en vivo y en directo, el nacimiento de su hermanita.

Rudy Napier, ya en el hospital, junto a su hija Jolee (Foto: Daily Mail)

Luego, Mike Anthony Addison, su papá, publicó las imágenes en Facebook y se viralizaron al instante. Hasta el momento, cosecharon casi 10 millones de reproducciones. “Mike, el bebé ya viene, el bebé ya viene”, se escucha gritar desesperada a Rudy Napier, y el bebé vino.

Luego de la desesperante escena del parto, lo que ocurre después es realmente conmovedor. Allí se puede ver cómo la mujer coloca sobre su pecho a su pequeña hija y le pide que llore o le dé señales de que nació sana.

Tanto la mamá como la beba fueron encontradas en buen estado de salud (Foto: Daily Mail)

Finalmente, la familia de seis llegó al hospital, Rudy y la pequeña Jolee fueron asistidas Según informó el Daily Mail, ambas se encontraban en buen estado de salud. 

Rudy Napier, Mike Anthony Addison y los tres niños que iban en el asiento trasero del auto en el momento del parto (Foto: Daily Mail)

Hoy, ya desde la intimidad de su hogar, la familia agradeció a todo el equipo médico por su trabajo y a los miles de mensajes de aliento que les llegaron a través de las redes sociales.





Comentarios