Los niños tienen el privilegio de conciliar el sueño en cualquier parte, mientras que a los adultos cada vez les cuesta más dormirse.


Mayor y Menor #822





Comentarios