La cantante recordó la etapa en la que dejó todo por amor y contó algo que hizo presionada por él, y que hoy se arrepiente.


En 2013, Jimena Barón decidió dejar su carrera como actriz para acompañar a su pareja, Daniel Osvaldo, que en ese entonces era futbolista y había sido contratado por el Inter de Milán. Pero desde sus comienzos, la relación daba mensajes que de alerta que la joven enamorada no supo escuchar a tiempo. Es que, antes de presentarla a su familia y mudarse juntos al Viejo Continente, él le hizo un pedido al cual ella accedió y hoy se arrepiente.

En una entrevista con Martín Cirio, conocido como “La Faraona”, la artista se animó a recordar aquella situación. Jimena contó que se había tatuado el nombre de su novio Jorge y que se animó porque así se llamaba también su papá. Años más tarde, la relación con este joven se terminó pero la exfinalista del Bailando 2018 se dejó la inscripción en homenaje a su progenitor. Osvaldo le pidió que se borre este tatuaje si quería seguir con él.

“Tuve una pareja bastante ‘toxiquita’ que me lo hizo tapar. Ya saben quién es… antes de irme a Europa me dijo que iba a tener que hacerlo. Ya estaba claro, no tendría que haber ido. Aparte, él tenía 60 tatuajes, tenía una enciclopedia tatuada con 84 nombres. ¿Por qué me tapé el mío?”, reflexionó.

Pero a un año de su mudanza, el 9 de marzo de 2014, nació Morrison “Momo” Osvaldo y Jimena se quedó allí, lejos de su familia, criando a su hijo. Hasta que en 2015 la pareja regresó al país, después de que Osvaldo fuera contratado por Boca Juniors, y la dejó.

Jimena Barón junto a su hijo Morrison Osvaldo (Instagram)

Al llegar a su casa en un barrio cerrado de Tigre, la intérprete se encontró con el placard vacío y una desilusión amorosa que la devastó. A los pocos días aparecieron fotos de él con una rubia aspirante a estrella de rock, Militta Bora.

En 2016, después de varias charlas, se dieron otra oportunidad creyendo que habían limado las asperezas. Pero, finalmente, todo terminó en un escándalo. De allí nació la letra de “La Tonta”, el primer tema de Jimena que fue un éxito.

“Me empecé a hacer un bollito cuando era otra mina, con mi ropa, con mi todo, mi energía. Me mató, me dejó hecha una alfombra. Cuando me di cuenta de todo, ya estaba en el baile y te pasa que no te la reman ni tu familia ni tus amigas y una ya sabe”, contó en una entrevista en 2018.

Hoy Jimena brilla en los escenarios y agota las entradas en segundos para su próximo show en el Teatro Vorterix. Mientras que “Momo”, que ya cumplió 5 años, brilla con sus videos que publica en las redes sociales de su mamá y tiene una excelente relación con la actual pareja de ella, Mauro Caiazza.

Jimena Barón festejo el éxito de La Cobra junto a su hijo “Momo” y a su pareja Mauro Caiazza

Por su parte, Daniel Osvaldo es vinculado sentimentalmente con Silvina Luna y participa del Bailando italiano mientras aprovecha su estadía en Roma para presentarse con su banda de rock “Barrio Viejo”.

Silvina Luna y Daniel Osvaldo cenaron juntos en Italia

Daniel Osvaldo participa del Bailando en la televisión italiana

“Que yo haga humor con lo que pasa es mi mínimo derecho, pero en realidad no es nada gracioso. Yo crié un hijo recontra sola con lo complicado que es. Me cuesta laburar y ganar guita. Esto de la música es a pulmonazo y me convertí en productora con mis ahorritos”, reconoció Jimena hace un tiempo.

Jimena Barón lanzó su nuevo tema “La Cobra” que es la némesis de “La Tonta” y muestra cómo cambió de actitud frente a la humillación de una pareja tóxica (Instagram: @baronjimena)





Comentarios