Una de las tres personas imputadas por el homicidio de Marcos Guenchul seguirá bajo prisión preventiva. Se trata de Caio Soso, quien llegará privado de su libertad al juicio por el crimen del personal trainer en la zona oeste de Rosario.

//Mirá también: Los imputados por el crimen de Marcos Guenchul pueden recibir prisión perpetua

La extensión de la medida cautelar fue dictada este lunes a pedido del Ministerio Público de la Acusación (MPA) a más de dos años del asesinato cerca de Mendoza y Sucre. Los fiscales Gisela Paolicelli y Adrián Spelta solicitaron una prórroga extraordinaria por un año en vísperas del debate oral y público.

Soso tiene 33 años y fue imputado como coautor funcional de homicidio triplemente calificado, por lo que puede ser condenado a prisión perpetua. Según la hipótesis de los investigadores, llevó al autor material en su auto hasta el lugar donde ocurrió el homicidio y luego ambos huyeron juntos.

//Mirá también: Imputaron por homicidio a la expareja de Marcos Guenchul

Guenchul recibió dos balazos la noche del 23 de julio cuando salía de su gimnasio. Falleció al día siguiente y la causa derivó en el arresto de la madre de su hija, Priscila Denoya, y de la actual pareja de ella. El tercer acusado es Maximiliano Panero, a quien señalaron como el hombre que disparó contra la víctima a cambio de un pago previamente acordado.

De acuerdo a la evidencia presentada hasta ahora, Soso trató de encubrir su participación en el homicidio e incluso quiso irse del país. Sin embargo, lo detuvieron en el Aeropuerto Internacional de Ezeiza antes de que pudiera partir en un vuelo hacia Europa.