Los trabajos en la planta arrancarán este miércoles y está previsto que en mayo reabra sus puertas. 


A más de siete años del cierre, se confirmó que se reactivará la planta donde funcionaba el frigorífico Swift, en la ciudad de Venado Tuerto. Las tareas de reacondicionamiento comenzarán este miércoles y está previsto que en mayo reabrirá sus puertas.

Según detalla Venado 24, los primeros trabajos estarán centrados en el sector de despostado y de frío y con la posibilidad de incorporar una centena de empleados para luego ir sumando otros sectores y trabajadores.

La planta es administrada por la empresa brasileña Minerva, que en junio de 2017 la adquirió a su par JBS, también de Brasil. La idea de la firma es reactivar varias plantas que quedaron paradas a partir de la mejora de las exportaciones y la reapertura del mercado de Estados Unidos.

Vale recordar que el frigorífico Swift de Venado Tuerto anunció el cese de operaciones en enero de 2012, dejando sin trabajo a más de 500 operarios que desempeñaban funciones en forma directa y varias personas y empresas que trabajaban de manera indirecta con la multinacional JBS.

Minerva es la segunda exportadora del mundo en el rubro cárnico y pagaron 300 millones de dólares por nueve plantas frigoríficas en distintos países. En el caso de la Argentina, el negocio de JBS estaba compuesto por cinco plantas de faena, más otra de productos industrializados y una grasería.

Además del frigorífico de Venado Tuerto, Minerva tiene el control ahora sobre las plantas de Pontevedra, Berazategui, Jesús María y Villa Gobernador Gálvez. Pero además opera 11 plantas en Brasil, seis en Paraguay, tres en Uruguay y una en Colombia, según consta en su página web.






Comentarios