El entrenador defendió su plan de trabajo en medio de los rumores sobre la renuncia del director deportivo Mauro Cetto.


Mientras la temperatura seguía alta por la bronca tras la derrota frente a San Lorenzo de local, Paulo Ferrari descartó renunciar como entrenador de Rosario Central y afirmó: “Yo me preparo para el siguiente partido, arrancamos hace muy poco y en una situación muy complicada”.

En paralelo con los rumores sobre el alejamiento del director deportivo Mauro Cetto debido a la crisis futbolística en Arroyito, el “Loncho” puso límites respecto de su responsabilidad y recordó que lleva “veinte días” como DT de la Academia.

Si hubo errores antes o no, se tendrá que hacer cargo cada uno. Ahora tenemos 15 días para seguir recuperando jugadores; todavía nunca pudimos tener a todo el plantel a disposición”, apuntó el técnico auriazul.

Junto con la defensa de su plan de trabajo, el ex defensor hizo un diagnóstico preocupante sobre la situación actual del equipo y admitió: “Nos cuesta la doble competencia, no estamos preparados“. No obstante, aseguró que tanto él como el resto de sus colaboradores están “convencidos” de que pueden cortar la mala racha a partir de la respuesta de los futbolistas.

Más allá de las dos semanas de descanso que tiene por delante, la agenda de Ferrari no es sencilla. Después de visitar a Argentinos Juniors el domingo 31 de marzo, Central viajará a Paraguay para jugar con Libertad por Copa Libertadores en la tercera fecha de la fase de grupos.






Comentarios