La puerta de su vivienda estaba abierta y el cadáver llevaba varios días en descomposición. Investigan cómo fue el deceso.


Tremenda sorpresa se llevó Sergio P., de 50 años, al encontrar muerto y en avanzado estado de descomposición a su vecino de siempre en Funes.

El caso ocurrió en calle Olavarría al 1800, y derivó en la intervención de la Unidad Fiscal de Homicidios para verificar si se trató de una muerte fortuita o estuvo involucrado otro sujeto. El hallazgo ocurrió este domingo por la tarde.

Según informó el Ministerio de Seguridad, Sergio P. decidió ir a a la casilla de su vecino debido a que hacía varios días que no lo veía. Cuando estaba llegando al lugar, comenzó a llamarlo, no obteniendo respuesta y notando que la puerta de la vivienda se encontraba abierta.

Fue allí que se asomó y observó que su vecino se encontraba en la cama, percibiendo un olor nauseabundo y notando muchas moscas a su alrededor. Llamó a la policía, quienes a su vez convocaron a personal médico quienes determinaron que el cadáver llevaba varios días en descomposición.

En el domicilio se hizo presente Romina H., la hija del fallecido, que lo identificó como José H., de 60 años, quien además manifestó que la última vez que lo había visto había sido el domingo anterior, aportando además que el hombre tenía varias enfermedades previas.

La fiscal Mariana Prunotto dispuso que se convoque a la Policía de Investigaciones (PDI) que supervisó el retiro del cuerpo de la vivienda.


En esta nota:

Sociedad Funes Titulares




Comentarios