La mujer de 38 años fue imputada por homicidio simple por la Fiscalía y a su pareja lo acusan por abandono de persona.


A tres días del incendio que terminó con la vida de una nena de 10 años en la zona sur de Rosario, la Justicia rosarina ordenó este domingo mantener bajo prisión preventiva a la madrastra el padre de la menor ante la sospecha de que las llamas fueron provocadas para matar a la menor.

En concreto, la fiscal Georgina Pairola acusó a la mujer de 38 años por homicidio simple. El mismo día del episodio, los vecinos habían denunciado que había encerrado a su hijastra antes de prender fuego la casilla ubicada en barrio Las Flores.

Además de definir la hipótesis sobre el delito atribuido a Mónica Moyano, el Ministerio Público de la Acusación (MPA) consideró que el papá de la niña cometió abandono de persona de seguido de muerte. Más allá de que hay diferencias en la imputación, la funcionaria a cargo del caso solicitó que ambos permanecieran detenidos en forma efectiva y su planteo fue avalado por la jueza Paula Álvarez.

De esta manera, la magistrada avaló la calificación legal propuesta por la Fiscalía y dispuso que Esteban Visca y su pareja sigan bajo arresto por el plazo de la ley. Al igual que la otra acusada, el hombre de 31 años había quedado a disposición para someterse a exámenes médicos mientras se esperaba el resultado de la autopsia del cuerpo de su hija.






Comentarios