La intendenta analiza ser candidata a senadora provincial. Sin embargo, un acuerdo con el sector de Lavagna podría llevarla a pelear por un escaño nacional.


La intendenta Mónica Fein se encuentra en la disyuntiva entre ser candidata a senadora provincial por Rosario o pelear por un lugar en el Congreso nacional. En el mientras tanto aprovechó para criticar a Roy López Molina: “Ser intendente significa poner la cara y para eso hay que estar preparado”.

La mandataria municipal consideró que las elecciones de este año “serán muy importantes para Rosario”, y pidió a los ciudadanos pensar muy bien a quién van a elegir para gestionarla. “No la puede conducir cualquiera, porque debe tener pasión dar siempre la cara”, sentenció en una crítica subyacente al precandidato de Cambiemos, cuestionado por su poca presencia pública.

“Nunca ser intendente de una ciudad significa sopesar qué me conviene, hay que poner la cara, ir al frente, dialogar y saber que conflictos hay”, continuó Fein, que apoya la precandidatura de la concejal socialista, Verónica Irizar.

En cuanto a si ella misma será o no candidata en los próximos comicios, señaló el viernes se terminarán de definir las listas, pero destacó que quiere estar en un lugar para defender los intereses de Rosario. “Puede ser a nivel provincial, peleando por el Fondo de Obras Menores, o a nivel nacional, reclamando los recursos que Nación nos debe”, sostuvo.

Las versiones dan cuenta de que Fein se postularía como senadora nacional por Rosario, aunque todo está sujeto a si se logra o no un acuerdo nacional con el espacio de Roberto Lavagna. En tal caso, podría dar el salto a nivel nacional. Por lo pronto eset miércoles se confirmó que la periodista Susana Rueda encabezará la lista de concejales de su espacio.






Comentarios