Ocurrió en San Luis y Francia este jueves por la tarde.


Estupefactos quedaron los clientes y empleados del minimarket de San Luis y Francia que se salvaron de milagro de terminar aplastados por gran parte del techo que se desmoronó.

Según indicaron desde el Sies se trató de una desgracia con suerte porque en el lugar funciona un Rapipago y previo al accidente “había 30 personas”.

Cuando el techo cayó quedaban “solo tres”  en el interior, los cuales debieron correr por su vida. “Pagué una boleta y volví a buscarla porque no la encontraba y ahí se cayó el techo“, contó uno de los hombres que se salvó por segundos de quedar dentro del comercio.

El testigo contó que mientras hacía cola para abonar “se sentía ruido arriba“. “Pensamos que era un vecino que movía muebles, no pensamos que era que el techo se iba a caer“, explicó.

El personal del Sies informó que hubo una mujer herida que presentaba “traumatismo de rodilla y fue derivada al hospital Centenario“. “Si había alguien abajo no se salvaba nadie“, reconoció.






Comentarios