El joven de 20 años había sido detenido este lunes a partir de una denuncia realizada a través del 911.


La policía rosarina se llevó una sorpresa desagradable este lunes en el cierre de un operativo por un robo en la zona oeste, donde habían capturado a un presunto delincuente que logró escapar de la seccional mientras completaban el acta y los trámites legales correspondientes.

La fuga ocurrió a última hora en la Comisaría 14° y puso en alerta a los vecinos de barrio Azcuénaga. Según fuentes oficiales, el prófugo salió corriendo por Marcos Paz y consiguió eludir a los uniformados después de haber sido trasladado desde Marconi al 2100.

Según una denuncia realizada alrededor de las 21 a través del 911, el joven de 20 años fue sorprendido in fraganti dentro de la casa de su vecino. En ese momento se produjo la primera huida del sospechoso, quien se había llevado ropa y dinero del lugar.

El despliegue de los patrulleros en la zona ubicada cerca de las vías del ferrocarril permitió atrapar a Ariel T. en inmediaciones de Larrea al 1800. No obstante, el acusado consiguió salir de las dependencias más tarde y fue más rápido que los uniformados que trataron de recapturarlo.

Voceros del Ministerio Público de la Acusación (MPA) informaron que el muchacho estaba esposado en el patio de la comisaría pero pudo quitárselas antes de ganar la calle. Tras la primera intervención de la unidad de Flagrancia, las actuaciones fueron remitidas al área de Corrupción y Violencia Institucional. Además de dar aviso a la Dirección de Asuntos Internos, la fiscal Karina Bartocci pidió la declaración de los empleados policiales y también el peritaje de las esposas. La investigación sobre el robo, en tanto, quedó en manos de Gabriela Bassaigaisteguy.






Comentarios