El socialista había puesto en duda la gobernabilidad en caso de que Mauricio Macri sea reelecto.


La apuesta de Miguel Lifschitz a formar un proyecto político ajeno al kirchnerismo para enfrentar a Cambiemos en las elecciones nacionales encontró este lunes una fuerte muestra de repudio de uno de los diputados del oficialismo, quien sostuvo que las últimas críticas del socialismo apuntan “casi a estimular el golpe y el desorden”.

De esta manera, el radical Gonzalo Del Cerro rechazó la hipótesis que planteó horas antes el referente del Frente Progresista a la hora de afirmar que si Mauricio Macri gana “por estrecho margen” contra Cristina Fernández, “llegaría con tanto desgaste y tanta división que sería difícil la gobernabilidad”.

En diálogo con Radio 10 Rosario, el ex concejal sostuvo que los dichos del titular de la Casa Gris impican “crear una crisis de confianza”. A esto agregó: “Es extraño que alguien de la cultura política de Lifschitz puntualice en el Presidente porque no debiera hacerlo. El gobierno es de Cambiemos, no de Macri”.

El dirigente de la UCR consideró que los dardos del ex intendente también fueron dirigidos a sus ex socios en la coalición que gobierna Santa Fe desde 2007. “Decirnos que somos los responsables de la pérdida de gobernabildiad es ponernos en una situación muy fea”, se quejó.

Consciente de que Lifschitz fogonea la candidatura presidencial de Roberto Lavagna sin cerrar la puerta para participar en los comicios provinciales, Del Cerro observó que el socialismo cambió su política de alianzas respecto de la de 2015 y consideró que dicha fuerza es la que está “en crisis” en ese sentido.






Comentarios