Llegó hasta Alta Gracia para que la Virgen de Lourdes la ayudara a luchar contra el cáncer.


Creo que lo haría cualquiera“, fueron las palabras de Oscar Barone, un sanlorencino que al ver a su esposa luchando contra una enfermedad se subió a su bicicleta y pedaleó 430 kilómetros para pedirle ayuda a la Virgen de Lourdes.

El hombre de 65 años realizó el recorrido en tres días, entre cansancio, emoción y lágrimas. “”Mi señora es devota de la virgen. Hace seis meses le diagnosticaron un cáncer y está peleando, como todos los que tienen esta enfermedad. Tuve la necesidad de ofrecer este sacrificio. De un día para otro dije ´me voy´ y le pedí a mis hijos que cuidaran a mi mujer”, contó el hombre a SL 24.

Oscar hace un año comenzó a andar en bicicleta “por problemas en las rodillas”. “La primera vez que me subí fuimos hasta La Rivera y me tuve que volver caminando los últimos cinco kilómetros porque no podía pedalear más. Ahora hice 430 kilómetros”, dijo sin dejar de sorprenderse.

“La idea era llegar el primer día a Bell Ville, el segundo a Río Segundo y los últimos 50 kilómetros que eran trepadas continuas hasta llegar. Pero el primer día me agarró una tormenta en Carcarañá”, mencionó.

“Siempre mi meta era llegar al otro pueblo, no me ponía a pensar en todos los kilómetros que me faltaban para no aflojar mentalmente. Iba siempre concentrado en algo”, recordó.

Respecto a la reacción de su familia, sostuvo: “Mi esposa lo tomó bien, ella sabe que me gusta hacer locuras y ¿si no las hago por ella por quién las voy a hacer?“.

Oscar también explicó que el viaje “iba a ser en secreto pero después salió en las redes sociales”. “Me llamó la atención. Prendía el celular cuando llegaba a las estaciones de servicio y veía los mensajes brindándome apoyo. Aunque yo creo que a esto lo haría cualquiera, no es una hazaña. Pero eso me daba más fuerza“, contó.






Comentarios