El sineistro ocurrió el sábado y los testigos reaccionaron con indignación en las redes denunciando que el conductor que provocó el impacto fue rápidamente liberado.


Un joven de 24 años casi provoca una tragedia este sábado a la tarde en la zona norte y con indignación los testigos del hecho reaccionaron en las redes sociales planteando que rápidamente el chico de nombre Ezequiel O. quedó en libertad. Según relató Fernanda Robledo, una mujer que caminaba junto a su esposo por la bajada Puccio y por poco no fue arrollada por el auto que manejaba el joven, escucharon un auto que a toda velocidad doblaba desde la avenida Costanera hacia Puccio.

“Había muchísima gente caminando por la zona cuando un Chevrolet Onix chocó primero un taxi que estaba parado en el semáforo, por el impacto terminó rebotando hacia uno de los cordones de la calle y finalizando la carrera en una columna”, indicó Fernanda a los periodistas de Radio 2.

Gracias a la rapidez de su pareja que la empujó para que el auto no la chocará, Fernanda logró ver la secuencia completa. Al parecer la policía -que tiene su destacamento a escasos metros del sitio del siniestro- tardó casi media hora en llegar.

Según la testigo, cuando el conductor bajó del auto, “estaba como anestesiado”, intentando describir las consecuencias que en la conducta del joven al parecer había provocada la excesiva ingesta de alcohol.

Tanto Fernanda, como otras personas que vieron de cerca el episodio terminaron realizando la denuncia en la Comisaría 10° a donde también fue trasladado Ezequiel 0.

Lo más llamativo del asunto, que quedó plasmado en diferentes denuncias públicas en las redes, es que al parecer el chico fue liberado rápidamente y no fue sometido a test de alocholemia para definri si podía o no estar al mando del auto.

Luego del choque, además, hubo gente que se acercó a la bajada Puccio y manifestó que el auto en cuestión desde Costa Alta venía realizando arriesgados movimientos que anticiparon una inminente colisión.






Comentarios