El rosarino se sumó al cuerpo técnico del "Tata" y habló sobre su rol en la selección azteca.


En el cierre de una semana de las semanas más importantes de su carrera como entrenador, Norberto Scoponi recibió el saludo oficial de Newell’s como la frutilla del postre tras incorporarse al cuerpo técnico de la selección de México de la mano de Gerardo Martino, otro ídolo del club.

A los 57 años, el “Gringo” aceptó la propuesta de su ex compañero en la Lepra y adelantó que será el encargado de conectar la tarea del entrenador rosarino con la de los juveniles dirigidos por Mario Arteaga.

Con 408 partidos disputados en el arco rojinegro y cuatro títulos, Scoponi forma parte de la generación más exitosa en la historia de la entidad al igual que el “Tata”. Su reencuentro también marca el retorno a la actividad en el fútbol azteca, ya que entre 1995 y 1997 jugó en Cruz Azul antes de volver a la Argentina para atajar en Independiente.

En un reportaje con Marca, el ex arquero apuntó que su tarea tiene algún punto de contacto con lo que hizo cuando fue auxiliar de Rubén Romano en el mismo equipo mexicano. “Es algo distinto para mí. Había veces que si me daban los tiempos iba a ver los partidos de la sub 20, entonces algún conocimiento de esas divisiones tengo, pero ahora tengo que ver jugadores de todos los equipos“, explicó.






Comentarios