Luego de las lluvias registradas este domingo, el pronóstico anticipaba mejoras recién hacia el martes.


El hermoso clima que tuvo este sábado no se extendió demasiado, ya que por la madrugadada llegó la lluvia y este domingo se renovó el alerta por tormentas intensas dentro de la zona de cobertura que incluye a Rosario dentro del sur y centro de Santa Fe.

A pesar de que refrescó durante la noche, se mantenía hasta las 20 la advertencia del Servicio Meteorológico Nacional (SMN) sobre fenómenos localmente intensos, con ocasional caída de granizo e intensa actividad eléctrica además de abundante caída de agua.

Para la jornada seguía vigente la probabilidad de chaparrones y tormentas con nubosidad variable. Si bien la mínima era de 21 grados, la máxima prevista era de 30 y sin perspectivas de mejora en las condiciones climáticas a nivel local.

Para el lunes el panorama era igualmente desalentador y sin cambios significativos en cuanto a las temperaturas estimadas. A eso se suma el anuncio de lluvias y tormentas para la mañana.






Comentarios