La Municipalidad de Rosario garantizó los viajes solidarios tras la eliminación de los comprobantes de papel.


En el segundo día de funcionamiento sin boletos de papel a bordo de los colectivos urbanos rosarinos, la Municipalidad confirmó este miércoles que los usuarios siguen habilitados para pagarle el pasaje a otra persona si se queda sin crédito.

La aclaración de la Secretaría de Transporte surgió en respuesta a la difusión de un comunicado interno de Rosario Bus, una de las empresas a cargo del servicio. Allí les pedían a los choferes que no permitieran esta modalidad solidaria porque en caso de que la primera persona se bajara, el otro pasajero se quedaría sin forma de verificar que le habían cancelado el viaje.

La titular de la cartera, Mónica Alvarado, aseguró que “no hay ningún inconveniente” para prestar ese tipo de colaboración en el marco de los cambios implementados desde el 1° de enero con el aumento del boleto a $23,17 como principal novedad. En diálogo con LT8, argumentó que basta con verificar que la persona que recibió la ayuda tiene los dos pasajes plus agotados en su Movi para deducir que alguien pagó por ella.

Por otra parte, la funcionaria también destacó que la eliminación de los tickets a bordo “no tiene ninguna implicancia en caso de siniestro” y enfatizó que “todos los pasajeros están cubiertos” por seguro a la hora de ser atendidos en un choque o incendio, por ejemplo.

La discusión sobre las reformas en el Transporte Urbano de Pasajeros (TUP) pasó así por encima de otras modificaciones como la quita del boleto ocasional y la salida a la calle de la nueva concesionaria El Cacique. Al mismo tiempo, la ciudad concluyó 2018 con una caída del 20% en la cantidad de viajes en los últimos tres años.






Comentarios