La mujer de 36 años estaba frente a la vivienda y sufrió golpes en el rostro y la cabeza.


Una mujer de 36 años quedó internada con custodia policial luego de pelear con su pareja en la zona noroeste de la ciudad. La familia de su compañero denunció que ella prendió fuego la vivienda y la policía secuestró un cuchillo con el que presumen que atacó al hombre.

La violenta situación trascendió este martes después de un operativo que se llevó a cabo en Rubén Darío al 2000, donde una patrulla apostada en French a la misma altura advirtió la columna de humo que subía desde ese lugar y se dirigió a la cuadra para ver qué ocurría.

Los bomberos consiguieron sofocar el fuego pero vivienda quedó destrozada. (@minsegstafe)

En la puerta del domicilio encontraron a Carina G., quien estaba sentada en la vereda. La embarazada de tres meses tenía golpes en su rostro y la boca ensangrentada, así como también indicios de que estaba alcoholizada. Mientras los uniformados llamaban a Bomberos Zapadores, los vecinos señalaron que ella había provocado el siniestro después de discutir con su concubino, la misma versión que dio más tarde el primo del hombre de 35 años.

Una vez que la mujer quedó a resguardo dentro del móvil policial, Sebastián M. regresó a su casa y fue entrevistado por los efectivos. Para entonces las llamas ya habían sido sofocadas, por lo que las autoridades ingresaron a la propiedad y allí secuestraron un cuchillo con el que supuestamente le hicieron los cortes que presentaba en el torso.

La acusada fue trasladada al Hospital Alberdi por los traumatismos que había sufrido en el rostro y la cabeza. Luego del procedimiento, las actuaciones quedaron en manos del personal de la Comisaría 9° a la espera de la intervención de la Fiscalía.






Comentarios