El conductor consiguió llamar a su hermano para pedir ayuda cuando empezó a sentirse mal.


Un taxista rosarino se descompensó mientras manejaba por las calles del centro de la ciudad y el episodio derivó en un operativo por parte del Sistema Integrado de Emergencias Sanitarias (Sies) para asistir al paciente en el inicio de una jornada con alta temperatura y baja presión.

Los médicos del servicio de urgencias asistieron al chofer en Salta al 1400, donde quedó detenido su vehículo después de chocar con otro auto que estaba estacionado sobre la mano derecha a pocos metros del portón de las instalaciones de Aguas Santafesinas (Assa).

El hermano del conductor se acercó al lugar minutos después de la colisión y confirmó que le pidió ayuda por teléfono poco antes del impacto. “Estaba en mi casa y me llamó al celular. Me dijo que se sentía muy mal”, comentó ante la consulta de LT8.

En los primeros minutos de una mañana sofocante con una sensación térmica que rondó los 29 grados antes de las 7, el problema de salud del taxista provocó que el Chevrolet Corsa golpeara con la parte delantera derecha contra un Ford Focus que estaba detenido en esa cuadra. Según informaron desde su entorno, el chofer recién había empezado a circular.






Comentarios